Archivos para octubre, 2014

ITV hasta Abril de 2015

Publicado: 16 octubre, 2014 en General

Ayer tocaba ITV y fui algo preocupado porque sabía que tenía algo mal con las luces, pero bueno, decidí jugármela.

Finalmente la pasé con 2 faltas leves:

La primera por las gomas: hay que cambiar esas gomas ya.

La otra porque según parece el problema radica en que el otro día cuando cambié una bombilla le puse una que no toca, y hace masa en algún sitio porque necesitaba de 2 filamentos y le puse de 1 o al revés, no lo se. El tema es que no es nada grave y lo puedo solucionar comprando una bombilla.

De lujo vamos, otros 6 meses.

Bandeja batería secundaria

Publicado: 8 octubre, 2014 en Chapuceo

Ya está lista la bandeja para alojar las 2 baterías bajo el capó. Ahora sólo falta ponerme manos a la obra con ello. Y ahora que empieza el mal tiempo, ya va siendo hora.

Primero probaré quitando la batería principal a presentar la chapa para ver si está bien ajustada o hay que apañar algo, y si se puede poner bien, probaré a poner la principal encima y a medir el hueco que me queda para ver si el día de mañana puedo meter una secundaria más grande. Tiene pinta de que sí, pero hay que verlo con todo puesto en su sitio.

Y aquí las fotos de la bandeja cortesía como siempre del que sabe (mi padre):

IMG-20140930-WA0003 IMG-20140930-WA0002

Portugal 2014

Publicado: 6 octubre, 2014 en Viajes

Vamos a ir escribiendo esto…

El jueves 14 comí algo en el curro para salir cuanto antes, y a las 15:30 ya estábamos bajando los últimos trastos a la furgoneta y salimos sobre las 16:00 más o menos.

Con un par de paradas por el camino, llegamos para la hora de la cena a Salamanca ya que el primer día dormíamos en casa de la tía de Zuri. Dormimos en la furgo porque pasábamos de meter al perro en casa de alguien que no tiene perro y también pasamos de dejarle encerrado en el garaje. Cenamos como dios manda y nos fuimos a la cama.

Aquí dormimos:

CAM00399

De Salamanca salimos hacia nuestra primera parada en Portugal: el Camping Alentejo, que lo tenía fichado por ser barato y estar en mi ruta de bajada. Fueron 10€ por la furgo, 2 personas, el perro y acceso a la piscina. De precio no se podía pedir más y las instalaciones estaban bastante nuevas y bien cuidadas. Pero ojo: no es uno de esos campings de 5 estrellas. Es un sitio tranquilo, más o menos pequeño y sobre todo barato. Tenía un paseo muy chulo que nos recomendó el chico de recepción que era por un alcornocal junto al camping. Y es que, el camping no es más que una parte de un terreno de cultivo y granja según parece.

IMG_6611

La piscina era lo más sucio del mundo, pero era agua:

IMG_6618

El edificio que se ve son los baños, muy nuevos. Lo otro una cama elástica:

IMG_6620

Esto es en las campas para ir con los perros de paseo que tenían. Todo alcornoques:

CAM00410

Dormimos muy bien así que desayuno, ducha y carretera. Fuimos a ver Évora principalmente por el templo de Diana de origen romano que hay allí. Realmente son sólo unas ruinas hoy en día, pero la verdad es que el sitio estaba bastante bonito aunque no lo supimos valorar al 100% ya que somos más bien del norte y aquellas temperaturas abrasantes de interior nos tenían hechos una pasa. También está allí la capilla de los huesos, pero como vamos con el chucho no podemos aventurarnos en según qué sitios.

Comimos en una terraza en el centro que tenían un menú de 1 plato con bebida y café por 6€ creo. Zuri pidió una ensalada creo recordar y yo un plato típico que eran migas al estilo del alentejo. El estilo del alentejo es que parezca papilla, pero bueno, estaba rico la verdad. Después de pegarle un manguerazo a Pixie para que se refrescara nos pasamos por el Lidl a hacer unos recados y nos pusimos dirección a la costa para evitar ese calor tan criminal del interior.

Manguerazo a Pixie:

IMG_6662

Nos pusimos dirección a la costa pero como estábamos hechos una porquería del calor decidimos buscar un camping para ver si nos refrescábamos o nos dábamos un chapuzón o algo, pero tuvimos mala suerte.

Paramos en el camping Serro da Bica el cual nos costó un poco localizar y cuando llegamos nos llevamos un chasco al ver la puerta cerrada. Llamamos a una campana que había y salieron 2 personas de la casa haciendo aspavientos como para decirnos que no. Les pedimos que se acercaran a decirnos algo porque no nos enterábamos y se negaban. Llamamos de nuevo al timbre y la señora (por así llamarla) siguió con los aspavientos desde lejos y se acerco como 4 pasos negándose a acercarse a la valla y hablar con nosotros. Al final conseguí entenderla que en agosto tienen ‘fechado’. Total, que no puedo juzgar cuándo se pueden coger sus vacaciones que para algo son suyas, pero la falta de respeto monumental que me parece no acercarte ni a decírmelo para que te entienda hace que sólo vaya a darle mala propaganda. le pregunté si había otro camping cerca o algo, y nada, que la ‘señora’ pasaba. Así que le dijimos adiós, paramos a echar una meadita y seguimos tirando.

Al final en la carretera vimos un cartel que anunciaba un camping, así que cogimos el desvío y empezamos a tirar. Al de unos minutos nos dimos cuenta de que eso no era casi ni pista forestal, era como ir por el Dakar entre dunas rojas de arena. Le preguntamos a un señor para que nos confirmara que íbamos bien y seguimos tirando, y tirando, y tirando. Cuando ya pensábamos que el camping no existía, de pronto vimos un camping espectacular en medio de la absoluta nada.

Rallye de Portugal 2014:

DSCN6521

Parcela del camping:

DSCN6532

Este costaba algo más en parte porque cogimos electricidad y tuvimos que alquilar la toma de corriente, pero desde luego que valía cada euro que costaba ya que había un lago que en invierno llega justo hasta el propio camping, un montón de rutas de senderismo y toda la naturaleza que puedas pedir. Tuvimos mala suerte y en algún valle contiguo eran fiestas, y fuimos a la cama escuchando fados y así, pero ni nos enteramos. La página web es http://www.quintaodelouca.com/startEN.html.

Los propietarios son una pareja de holandeses muy simpáticos con 2 perros también muy simpáticos aunque no lo parezcan. Es un sitio bastante recomendable.

A la mañana siguiente volvimos a ducharnos y seguimos hacia la costa. Y allí llegamos a nuestro sitio favorito del viaje: Carrapateira.

Carrapateira es un pueblo pequeño que para mi gusto estaba demasiado lleno de surfers, pero la verdad es que molaba bastante. Tiene una playa con una especie de marisma entre dunas que tiene el agua bastante caliente y en la que no tienes ningún problema para estar con el perro. Es muy amplio y puedes ponerte donde quieras para ni molestar ni ser molestado.

El primer día nos asustamos porque el parking de la playa estaba lleno, y cuando digo lleno es que casi no podía maniobrar la furgoneta para salir. Fuimos a mirar el parking de arriba y más de lo mismo, así que probamos enun sitio que había visto Zuri justo antes de la playa donde había coches y furgonetas aparcados. Aparcamos junto a una AC que tenía fuera una alfombra grande de césped artificial y sillas y mesas. había sitio para todos. Según fueron pasando las horas la gente se iba marchando y Zuri hablando con una pareja que había por allí se enteró de que la noche del sábado habían aparecido los de la GNR a echar a todo el mundo con megáfonos y los pirulos encendidos porque según le contaron a Zuri, hubo unos sevillanos liandola gordísima con tiendas de campaña por todas partes y fuego y de todo. Fuimos los únicos en dormir en ese parking esa noche, y dormimos sin complicaciones.

Ría de Carrapateira:

DSCN6596

Esta aglomeración había en el parking de la playa por la tarde:

DSCN6609

Yul y Pixie. Amigos para siempre:

DSCN6618

Ahí dormimos nosotros y esos son los madrileños de los que nos hicimos colegas:

DSCN6621

Pixie de copiloto en Carrapateira:

DSCN6651

A la mañana siguiente volvió a aparecer la pareja que avisó a Zuri la noche anterior y les cambiamos la información de que no había pasado nada por una más útil: que había un LIDL en Vila do Bispo a escasos 15 minutos. Recogimos y aprovechamos a hacer compras ya que era lunes y no teníamos de nada casi. Allí descubrimos la sección de panadería del LIDL, que tenía todo tipo de cosas baratas y buenas recién hechas como barras de pan con aceite y ajo, croissants de mantequilla crujientes, empanadas, pizzas ‘de bocado’ y un montón de porquerías más perfectas para irte de playa. Hicimos acopio, volvimos a la base y desayunamos como auténticos marranos. Y está claro: de ahí, a la playa.

Cuando volvimos de la playa vimos que seguían estando las 2 furgonetas (la nuestra y la de la otra pareja) pero estaban poniendo una especie de empalizada para que no se pudiera entrar. Nos indicaron que pasáramos la noche sin problema, pero que aquello no era un camping y que no podíamos aparcar ahí dentro las furgonetas.

Pasamos la noche sin incidentes y a la mañana siguiente estuvimos hablando un rato con los vecinos y al final acabamos echando el día juntos ya que tanto los perros como nosotros hicimos buenas migas. A mediodía movimos las furgos al parking de la playa y aparcamos sin mucha dificultad, pero un rato más tarde cuando volvíamos de darnos un chapuzón me avisó un señor de que estaba la policía diciendo a todo el mundo que no podían tener nada fuera de las furgonetas y tuvimos que ir corriendo a recoger lo que había fuera. Incluso uno de ellos tiró una mesa que era de una furgoneta que estaba a nuestro lado. Un impresentable de mucho cuidado el ‘señor’ policía. Como siempre, los más jóvenes los peores. Nos dijeron que nada de sacar cosas y se quedó la cosa en paz.

Pero a la noche a eso de las 22:00 aparecieron otra vez con los coches patrulla con las luces y la megafonía para decir a grito pelado y dando la nota que aquello no era un camping, que no podíamos dormir allí (a pesar de no tener NADA fuera de la furgoneta), que era una zona protegida (en la que aparcan todos los días 75 vehículos. Protegida mis huevos) y que nos largaramos. Salimos rapiditos porque vi que empezaron a pillar matrículas y aparcamos en una calle del pueblo donde dormimos tranquilamente y sin problemas (y eso que cuando llegamos había un loco cocinando con la butsir apoyada en una especie de barandilla de la que se le podía haber caído todo…).

Y esa fue nuestra última noche en Carrapateira. De ahí recogimos los bártulos y nos fuimos a un sitio del que me habían dado chivatazo por la zona y me dijeron que tenía cataratas que daban a la playa y que la playa era un sitio recóndito y desierto. Y vaya si encontramos el sitio:

Longueira Beach:

DSCN6680

Esto debe ser de un danés o no recuerdo de dónde. Tiene fresquera al fondo:

DSCN6684

Esta cueva era la base de operaciones:

DSCN6704

La cascada traía poca agua, una pena:

DSCN6689

Aunque no era lo que me habían dicho. En la parte más cercana hasta donde se podía acceder en coche, era un arenal de la de Dios y había gente porque pasa una ruta bastante cerca. Cuando llegamos tuve que ayudar a un caballero a sacar su Renault Laguna de la arena, y cuando nos íbamos nosotros a la tarde tuvo que ayudarme una buena cuadrilla de portugueses a sacar la furgo de la arena (gracias!). Pero la verdad es que valía la pena a cambio de echar el día en una playa sólo para nosotros donde aproveché a hacer una pequeña barbacoa en donde sólo había roca y protegido por la cueva:

DSCN6727

DSCN6731

Todavía no se por qué me subí ahí en zapatillas:

DSCN6749

Ahí estoy conduciendo el coche del caballero que se había quedado en un banco de arena:

DSCN6675

Obra de arte de Zuri que se cargó Pixie:

DSCN6742

A la noche fuimos al camping de Zambujeira do Mar para darnos una buena limpieza a fondo y aprovechar a comunicarnos con la family etc.

Por la mañana hicimos unas compras y vuelta a la playa VIP, aunque esta vez no fue tan VIP puesto que por la tarde aparecieron un par de pescadores y 2 o 3 mariscadores que si bien es cierto que estaban bien lejos, ya no era nuestra la playa (aunque sí la parte de playa entre rocas en la que estábamos nosotros). A la tarde-noche nos fuimos a dormir al parking de la playa de Vilanova de Milfontes, donde al llegar estábamos sólo 2 furgonetas en todo el parking y mira que era grande…

2 furgos al atardecer:

CAM00444

Eso sí, de 10:00 a 10:30 se lleno hasta el límite absurdo que se ve en esta foto:

DSCN6774

De Vilanova fuimos subiendo por la costa y pasamos por Porto Covo, que era como Marina D’Or en cuanto a turismo, pero al menos tenían una oficina de turismo que por 40 céntimos te dejaban 15 minutos el ordenador para mirar unas cosillas.

Uno de los pueblos por los que pasamos después fue Deixa o Resto, que además de tener un nombre curioso, es un pueblito pequeño consistente en 4 casas a los lados de la carretera. Pero tenían restaurante y nosotros hambre, así que por 6,5€ cada uno nos comimos un plato de porco assado con sus patatitas y su arroz (y eso que era a deshoras…)

Porco assado:

DSCN6788

Seguimos subiendo por tooooooda la costa y mirando pueblo a pueblo buscando alguno que tuviera algo que dijéramos: aquí nos quedamos! Pero la verdad es que no hubo suerte y lo que vimos la mayor parte del tiempo fue arrozales y más arrozales de los que hay alguna foto:

DSCN6805 DSCN6789

De ahí seguimos mirando pueblos y avanzando, hasta que antes de llegar a Alcácer do Sal en una bajada me di cuenta de que me había quedado sin frenos, así que tocó frenar como se pudo con el freno de motor y el de mano hasta arriba. Dejé pasar los coches que venían detrás y en una maniobra rápida marcha atrás puse la furgoneta fuera de la carretera en la entrada de una urbanización de millonetis que había por allí. Zuri se puso el peto y salió a la carretera, y consiguió que parara el tercer coche. Necesitábamos que parara alguien porque antes de salir de casa no me di cuenta que habíamos cambiado de operador el último año y no habíamos activado el roaming, por lo que no teníamos la posibilidad de llamar al seguro ni a nadie. Se bajaron 2 portugueses del coche, uno mayor y uno más joven y se prestaron a ayudarnos en seguida. El mayor (que resulta que estuvo trabajando por toda España por las plazas de toros haciendo lo de saltar por encima del toro y cogerles por los cuernos y así, y que además era ex-paracaidista casco azul en el conflicto Bosnia en los 90) cogió el móvil y por mucho que intentara llamar al seguro no le hacía nadie ni caso. Lo intentó tantas veces que acabó llamando a la policía para ver si ellos podían hacer algo, pero me advirtió que la policía en Portugal era muuuuuy lenta. 1 hora después apareció un policía de los que van a caballo con sus botas hasta la rodilla y sus espuelas. Hizo el amago de llamar y dijo que él no podía hacer nada, por lo que Luis le insistió hasta que probó. Le costó un buen rato que le cogieran, pero al final me pasó el teléfono y pude hablar con uno de la aseguradora que hablaba castellano y me dijo que en una hora o así tendríamos una grúa. Pero claro, ya eran casi las 21:00 y allí se hace de noche prontísimo, así que a las 10 menos algo y ya bien de noche vino una grúa a llevarnos.

Como era viernes, era tarde, y teníamos perro, las posibilidades de que nos buscaran alojamiento los del seguro eran nulas, así que el de la grúa nos llevó a un taller cercano en cuya puerta dormimos con la furgoneta sin frenos. Aquello fue en Grândola.

Un momento de agradecimiento para el equipo portugués:

DSCN6792

Y el sitio donde nos quedamos tirado, que en Google Maps y Street View se ve en obras todavía: https://www.google.es/maps/@38.3618192,-8.5280508,225m/data=!3m1!1e3

Nos levantamos a las 7 de la mañana para tener todo preparado para que a las 8:00 le echaran un ojo a los frenos de la furgo y de primeras me dijo que iba a probar a cambiar el líquido y sangrarlo pero que si no era eso igual había que cambiar la bomba de frenado. Al de un rato currando (un poco marranos porque todo el drenaje de los frenos lo dejaron caer libremente al suelo en la calle) me enseño el filtro del líquido de frenos que estaba obstruído y que tenía pinta de culpable. Llenaron, sangraron, la probaron, y me la devolvieron funcionando a las 10:00 y por sólo 75€. De menuda nos libramos… y encima no afectó al viaje ya que sólo habíamos perdido unas horas con la avería.

Aquí hicieron el vaciado del líquido de frenos:

CAM00108

Nos fuimos a desayunar a un puesto de bifana que había enfrente y seguimos tirando hacia arriba con estómago bien lleno.

Fuimos pasando por Setúbal, Sesimbra, y todos los pueblitos hasta llegar a Lagoa da de Albufeira, que era un sitio precioso pero que estaba masificado hasta límites ridículos. Fuimos al camping a preguntar para quedarnos a dormir y nos dijo que no había wifi, y como quería avisar a la family de que no había pasado nada por si habían llamado los del seguro para algo decidimos no quedarnos a dormir, pero encontramos un pinar donde pudimos comer agusto y había unos señores portugueses con un tinglado al lado de la furgoneta espectacular y algo más lejos había una caravana que podía llevar allí abandonada 30 años, y en la que parece que estuvieron esparciendo mierda por alrededor otros 20 años. Una cochiquera de cuidado.

Ruteamos un poco por Moita, Montijo y pillamos el famoso puente Vasco de Gama que cruza a Lisboa y por el que nos clavaron 6,10€, que no está mal.

El problema fue que entramos a Lisboa un sábado a la hora a la que volvían todos de la playa, y aquello fue el caos de los caos. Entramos en Lisboa, vimos que era todo cuestas como Portugalete, pasamos por la zona del puerto donde según el GPS había un camping que efectivamente no existía, nos metimos en una rotonda con accidente en la que nos tiramos un buen rato ya que los de la GNR no agilizaban muy bien el tráfico y al final marchamos hacia Cascais porque aquello nos pareció criminal. Vimos un poco Cascais y era más grande de lo que pensábamos, así que nos fuimos hacia las afueras y encontramos un parking por 2€ el día y que por 1,5€ tenía duchas y por 0,5€ WC, así que no nos lo pensamos demasiado y dormimos allí. Aunque las vistas eran espectaculares, hay que decir que hacía mucho viento y encima del fresco.

Las vistas desde el parking espectaculares:

DSCN6862

Este es el momento en que más lleno estaba el parking, y aún así había poca gente:

DSCN6861

Esta es la playa que había debajo del parking, con chiringuito y socorrista:

DSCN6867

Al levantarnos vimos que los otros parkings se llenaban pero que el de 2€ no, así que con toda la tranquilidad del mundo desayunamos algo y nos fuimos a echar la mañana de paseo con el perro. Había una ruta por las dunas con centro de interpretación y todo y la verdad es que molaba sobre todo porque ahí no hacía el viento mañanero que teníamos en la furgo. De allí avanzamos un poco más hasta un merendero donde estaba prohibido hacer fuego, pero había como 20 familias haciendo fuegos y nosotros alucinamos. Seguimos más y al final dimos la vuelta porque a saber a dónde nos llevaba el camino. Entre pitos y flautas ya era mediodía y sabíamos que a 800 metros en el monte había un camping, así que nos fuimos a aprovechar para cocinar tranquilos, ducharnos y estar de relax, que el día de los frenos fue muy duro. Era un camping Orbitur que si es cierto que son más caros, pero las instalaciones, las parcelas y la pedazo de piscina hacen que compense al final si no vas todos los días.

Sitiazo con sombra en el camping:

DSCN6915

Echamos lo que quedaba de día y el siguiente hasta las 5 de la tarde allí y nos volvimos al sitio de la noche anterior al lado de la playa para ir un rato a la playa a la tarde-noche con el chucho, que se lo pasó como un enano.

DSCN6932

Le cansamos, cenamos prontito y nos fuimos a la cama.

A la mañana siguiente la idea era ir a Sintra ya que estábamos cerca y ver aquello. El GPS nos metió por la peor carretera en cuanto a firmeza y tamaño, pero la mejor en cuanto a vistas. Unos cuantos kilómetros entre maleza y más maleza después llegamos a la periferia de Sintra, pero al intentar meternos vimos que aquello estaba completamente colapsado por el tráfico, y dado que a los museos y sitios así no podemos ir con el perro hicimos lo lógico:

1) Aparcar en la plaza de la iglesia de San Pedro:

DSCN6963

2) Pedazo de desayuno:

CAM00450

3) A recorrer andando todo lo que se nos ocurriera.

Dimos una vuelta grande por la zona pasando por el Parque da Liberdade (muchas fotos, pongo un par:)

DSCN6972

Empezamos a hacer el camino andando para ver desde fuera el Palacio, pero cuando llevábamos un poco subido Zuri le preguntó a uno que bajaba si estaba cerca y dijo que por lo menos a 40 minutos, así que nos replegamos y empezamos a andar dirección a la furgoneta de nuevo. Justo al lado de donde estaba la furgoneta a través de un callejón vimos esto:

DSCN6992

Así que ya estaba decidido dónde íbamos a comer. Platazo de costillas a la parrilla con arroz y patatas 6€. Pero por la Coca-Cola nos clavaron 2,50€ y por el botellín de agua 2€, así que caímos como primos en la trampa de la comida a 6€ que resultaron ser 8€ y 8,5€ respectivamente, que sigue estando bien, pero me sentí un poco estafado.

Platazo:

DSCN6997

Después de comer fuimos a Óbidos y llegamos a la mejor hora (pasadas las 19:00 creo) porque no había casi gente por la ciudad y pudimos andar a nuestro antojo con el perro sin problemas. El sitio era chulísimo. Una ciudad medieval pequeña en la que se veía que todavía vivían algunas personas. Estaba bastante bien conservado y lo tenían ambientado con ‘casas’ prefabricadas que daban el aspecto de que fuera una ciudad medieval real. Paseamos por lo alto de las murallas, sacamos fotos. tomamos un chupito de Ginja en vaso de chocolate (debe ser típico allí) y fuimos a dormir a Lagoa de Óbidos ya que estábamos cerquita.

Aparcamiento en Óbidos:

DSCN7061

Castillo de Obidos:

DSCN7040 DSCN7035

Lagoa da Obidos:

DSCN7080

Allí había un señor pescando con una furgoneta que nos dijo que no había problemas en dormir allí. Eché la caña un rato sin pescar nada y poco a poco nos fuimos dando cuenta de cuál iba a ser nuestro problema esa noche: los mosquitos. Básicamente, la furgoneta se llenó de mosquitazos bien grandes y estuvimos mucho, mucho, mucho rato para matarlos a todos, y eso que al final se nos quedaron 2 vivos. Pero bueno, estuvimos muy tranquilos y la estampa era curiosa ya que la niebla lo cubrió todo en cuanto se hizo de noche.

Al levantarnos había como 10 amigos del pescador con las familias y estaban preparando lo de las piraguas y kayaks que empezaba justo al lado, así que recogimos, intentamos desayunar en el bar (nos dijo que estaba cerrado) y empezamos a tirar hacia el Buddha Eden que quería ver Zuri, y allí echamos la mañana. No hay mucho que contar, pero es un sitio agradable donde ir a dar u paseo y ver cosas bonitas por sólo 2,5€. Admiten perros.

IMG_6673 IMG_6678 IMG_6703 IMG_6721 IMG_6733 IMG_6765 IMG_6795

Llegamos a Bragança por la tarde y aparcamos en el Area AC que tienen que es gratis y está literalmente el lado de la fortaleza que rodea toda la parte antigua de la ciudad. Dimos un paseo con el chucho para ver un poquillo la zona y pensar dónde podíamos cenar, porque después de la kilometrada había bien de hambre.

Tras dar varias vueltas y ver sitios que ni si ni no, nos dimos cuenta de que era tarde para cenar y empezamos a buscar como locos. Una chica nos dio unas señas para llegar a uno que decían que se comía bien y que igual estaba abierto, pero al final encontramos uno desde el que se veía el castillo, tenía terraza para comer fuera, y nos atendiera dada la hora que era.

En buen momento decidimos cenar allí… creo que en total me gasté 27€ con las bebidas y el café, pero lo que cenamos fue espectacular.

Zuri pidió bacalao asado con tomates y jamón que venía con 1 kilo de patatas cortadas a lo panadera pero fritas en lugar de asadas.

Increíblemente bueno:

CAM00455

Yo me pedí al vitela a mirandela, que ponía que era un plato regional de solomillo de ternera con patatas. Y me trajeron esto: (robo la foto porque olvidé sacar foto del que me trajeron a mí. Fue verlo y ponerme a comer):

vitela-a-mirandela-sensacional

Con patatas asadas y todo! Estaba increíblemente bueno.

Tras el café empezamos a subir hacia el castillo para bajar la cena (estaba cerca, pero como costaba…) y llegamos al Area AC para dormir.

A la mañana fuimos a desayunar a un bar cercano y nos dimos un paseo de día por dentro de la muralla y vimos el castillo desde fuera y un poco más el pueblo dentro de la fortaleza. Sitio chulo pero pequeño.

Castillo de Bragança:

DSCN7112

Bragança era nuestro último destino en Portugal, así que nos pusimos a tirar hacia León para echar un día de relax y tapeo entre paseos.

Aparcamos y dormimos en el parking junto al Parque la Granja. Tiene cerca un ALDI y estás a 5 minutos del centro prácticamente. Dimos un paseo largo y vimos casi todo lo que había que ver: la catedral, la muralla, el río, parques y más parques, y sobre todo lo que queríamos ver: el barrio húmedo y el romántico.

El húmedo parecía más turístico, pero en el romántico había mas ambiente y unas tapas espectaculares.

Champis y calamares:

DSCN7203

Paella (espectacular):

DSCN7202

Jamón con mayonesa y tomate:

DSCN7188

Txoripan y jamón:

DSCN7187

Patatas con queso:

DSCN7186

Cecina y calamares:

DSCN7185

Total, que cenamos tapas, y al día siguiente nos levantamos, nos preparamos para la vuelta a casa, fuimos de tapas (esta vez a mostos, nada de cerveza) y cuando nos quedamos agusto nos vinimos para casa. Llegamos el viernes sobre las 20:00 de la tarde y hasta ayer miércoles no hemos descargado del todo la furgoneta. Vaya tela.

En fin, balance positivo del viaje: Portugal mola, aunque no es lo que te dicen que vas a cualquier playa con cualquier perro. A lo mejor en otra temporada, pero en Agosto como hemos ido nosotros es exactamente igual que cualquier otro sitio con playas salvo que la cerveza es más barata. Hay carreteras buenas, malas, y peores, como en todas partes.

Han sido unos 3100 Km. largos (tengo que mirar el cuadro de la fugo a ver cuántos marca) y algo menos de 300€ en diesel contando con que ha quedado algo en el depósito.

El mapa lo preparo otro día porque son muchos sitios y es una pelea muy buena para ponerlo.